tipos-de-subastas

Tipos de subastas

¿Ya conoces los tipos de subastas? Para poder incursionar en este campo, es necesario que se tengan los conocimientos necesarios de esto. No solo para que se decida cuál es la mejor opción que tienes, sino para que obtengas las herramientas y la estrategia necesaria para que te desenvuelvas en esto. En las próximas líneas te daremos toda la información al respecto.   Tal vez te puede interesar: ¿Son reales las subastas?   ¿Cuáles son los tipos de subastas?   Primero, es necesario tener presente que existen varios tipos de subastas. Cada uno tiene diferencias en lo que respecta a tiempo, forma de desarrollo y el nivel de ganancias. De modo que, para poder determinar cuál es el que mejor conviene, es necesario que se conozcan todos. Los que vamos a analizar en esta ocasión son los siguientes: Subasta en línea. Subastas presenciales. Subasta de sobre cerrado. Si te interesa saber cuál es la estructura de cada una de las mencionadas, a partir de este momento te explicaremos qué son y cómo puedes comenzar a ganar con ellas.   ¿Qué debes saber sobre las subastas en línea? Primero, las subastas en línea son plataformas en las que se establece como premio algún objeto o artículo en particular, y los usuarios interesados en el mismo hacen diversas ofertas por obtenerlo. Siempre las tarifas que se ofrecen al comienzo son bajas y a medida que la demanda crezca, el precio a pagar también. Básicamente, es una disputa por quién da más, y el ganador es el que ofrece la suma de dinero más alta. Para poder participar en estas, no importa mucho el área en la que te encuentres, ya que generalmente en un foro se reúnen usuarios de cualquier parte del mundo. Las especificaciones de estas subastas son las siguientes: Es un negocio de gran escala, ya que cuenta con la participación de una cantidad considerable de vendedores y postores. No tienen restricciones de tiempo. Un margen de interacción y participación grande. La única sugerencia en cuanto a esto es tener precaución en cuanto a los sitios web que vas a escoger.   Subastas presenciales La segunda modalidad que vamos a analizar es la de subastas presenciales, se trata de una convocatoria ya sea pública o privada para ofertar distintos artículos. La ventaja es que los precios suelen ser más bajos que la anterior, y se busca como objetivo que se recupere toda la inversión que se ha hecho en este evento. Debido a que se pueden visualizar los objetos que están disponibles, es más probable que se haga una selección más consciente. Todas las partes que componen la subasta saldrán ganando a nivel de remuneración y se venderá todo más rápido.   Tal vez te puede interesar: ¿Qué es una subasta en línea?   Subastas de sobres cerrados   La tercera modalidad es la subasta de sobre cerrado, se trata de una dinámica completamente diferente, pues lo primero que se ofrece es el artículo, pero el precio no se conoce hasta mucho después. Y para determinar la tarifa, cada participante va a escribir en un sobre una cantidad determinada de dinero según la percepción que tenga cada uno. Es decir, el precio que estarían individualmente dispuestos a pagar por esto. Y luego, el encargado los revisa y el que haya ofrecido más es quién merece llevarse el objeto.   ¿Qué se necesita para organizar una subasta? Para organizar y ejecutar una subasta se necesita lo siguiente: Un lote de artículos de alto valor. Un organizador. Participantes que posean los recursos para pujar y ganar. Transparencia y responsabilidad. Ahora que tenemos presente todo lo que respecta a los tipos de subastas, es tiempo de que decidas cuál quieres hacer y empieces a participar en la misma.   Desde hace más de 20 años en LVA realizamos subastas 100% reales, en línea, remotas y presenciales, otorgando al usuario el mejor producto y a nuestro cliente el mayor retorno de capital, si buscas especialistas en subastas, no dudes en contactarnos.

Tipos de subastas Leer más »